IN MEMORIAM

/ROSA MONTOLIU ARAGONÉS
(1949-2018)
IN MEMORIAM

ROSA MONTOLIU ARAGONÉS
(1949-2018)
IN MEMORIAM

Descargar el artículo
 


 

El pasado veintiséis de septiembre nos dejó nuestra compañera y amiga muy apreciada Rosa Montoliu, después de años de lucha contra una enfermedad. Psicoanalista apasionada y convencida, Rosa se caracterizaba por su gran capacidad para escuchar, para empatizar con el paciente, por su sensibilidad para conectar con el sufrimiento del otro y para comunicarse de manera comprensible y llana, pero llena de contenido. Su prioridad fueron los primeros años de vida, la infancia. Sabía acercarse a los niños, hacerse cargo de su situación, de sus ansiedades y dificultades, para después poder incidir en su entorno, mediar con padres y maestros para facilitar las relaciones.

Y es que Rosa era una gran facilitadora de relaciones y así la recuerdan en las diversas entidades e instituciones con las que estuvo vinculada. Se involucraba en los proyectos con generosidad y de forma organizada, entusiasta e ilusionada, y conseguía que colegas y compañeros acabaran estableciendo con ella una relación más personalizada, y esto hasta el último momento, incluso con los profesionales que la atendieron a ella.

Inició su formación especializada en la Societat Rorschach, donde cursó Psicología dinámica y se abrió a nuevos intereses. Muy pronto combinó su práctica privada con la asistencia pública a la Salud Mental que en aquellos años pioneros empezaba a organizarse. Formó parte del equipo del Centre d’Atenció Primària en Salut Mental de Martorell desde su creación y mientras se mantuvo el equipo fundador.

En los ochenta decidió formarse como analista en la SEP y coincidió con un numeroso y activo grupo de candidatos a psicoanalista. Aquellos que compartimos con ella seminarios, supervisiones, jornadas y congresos tuvimos la suerte de disfrutar de su carácter afectuoso, entrañable, siempre positivo y comprometido.

Rosa Montoliu siempre dedicó generosamente tiempo y esfuerzos a labores organizativas e institucionales de la SEP. Formó parte de la junta del Institut de Psicoanàlisi con el Dr. J. Bermejo y posteriormente, fue Tesorera en las juntas del Institut de Psicoanàlisi y en la junta de la SEP, siendo Presidente el Dr. R. Ferrer. Esto significa años de trabajo y dedicación sistemática, incluso en los últimos tiempos, en los que con su marido, Ferran Bargalló, consiguieron una eficaz actualización de las finanzas de nuestra sociedad.

Cuando se creó el Centre d’Estudis per la Psicoteràpia Psicoanalítica, CEPP, ella colaboró con una actividad de la que disfrutaba mucho, la supervisión. El contacto con los estudiantes, la transmisión del conocimiento y de su forma de entender la relación terapéutica hacían que en aquel marco se sintiera muy cómoda y que siguiera manteniendo el contacto con algunos de sus supervisados más allá de la formación reglada.

Desde la creación de la Revista Catalana de Psicoanàlisi, Rosa Montoliu se sintió muy interesada por el proyecto de desarrollo y difusión de la revista. Participó en las Jornades de la RCP primero como estudiante, cuando se celebraban todavía en el Ateneu Barcelonés. Ya analista, formó parte durante muchos años de la comisión organizadora de las Jornades y presentó y participó en varias ediciones. En el volumen de la Revista del último verano, publicó un breve artículo junto con sus compañeras Isabel Elduque y Montserrat García-Milà, Greu vulneració dels drets dels infants i adolescents. Su dedicación a la infancia se ve en este caso actualizada en el interés por el sufrimiento de hijos y familiares encarcelados a raíz de los acontecimientos sucedidos en Catalunya.

Pero especialmente en estos últimos años Rosa, frente a las dificultades que vivía, nos ha dado ejemplo de entereza, de saber estar frente las vicisitudes que la vida le deparó, ejemplo para los familiares y amigos, para los compañeros, para los pacientes sobre cómo gestionar una situación personal tan delicada. Rosa encontró la manera de seguir adelante con su especial talante y finalmente fue ejemplo por cómo se despidió: luchando, buscando recursos, cuidando y animando a aquellos que estuvimos a su alrededor y así nos ha dejado una lección de vida.
 

Cristina Martí
Psicóloga clínica,
Psicoanalista Sociedad Española de Psicoanálisis (IPA).