ENTREVISTA

/SEMBLANZA DE PETER FONAGY

SEMBLANZA DE PETER FONAGY

Descargar el artículo

 

El Doctor Peter Fonagy es un psicoanalista del siglo XXI. Reconociendo la importancia de las ideas de Sigmund Freud, les otorga un nuevo contexto, las aplica a nuevas situaciones y les propone nuevos problemas utilizando metodología empírica derivada de la psicología del desarrollo, la psicología cognitiva y la medicina basada en la evidencia.

Nacido en Budapest, desde muy joven reside en Londres, donde trabaja actualmente. Es psicoanalista didáctico y supervisor clínico de la Sociedad Británica de Psicoanálisis en análisis de niños y adultos.

Es psicólogo clínico y profesor de psicoanálisis en la University College London (UCL). Es director del Departamento de Investigación en Psicología Clínica, Educacional y Psicología de la Salud de dicha universidad. Ahí también dirige la Unidad Psicoanalítica para estudiantes de postgrado y ocupa el cargo de “Freud Memorial Chair”, cargo de honor a la memoria de Sigmund Freud. También es Director del Programa de Salud Mental de la Asociación de Investigación de la UCL.  Su trabajo académico ha enriquecido por un lado la investigación convencional de los trastornos mentales con trabajos empíricos basados en el psicoanálisis y por otro lidera el entusiasmo compartido por un grupo importante de psicoanalistas por incluir metodologías científicas estándar en la investigación psicoterapéutica y psicoanalítica

Peter Fonagy es también director ejecutivo del Anna Freud Centre, cargo en el que sucede a Anna Freud y Joseph Sandler. Su trabajo más importante se centra en torno al concepto de apego temprano de los infantes y sus figuras primarias. Este trabajo lo ha llevado a demostrar que el apego temprano seguro facilita el desarrollo de la habilidad para entender pensamientos, sentimientos y deseos de uno mismo y de los demás. Tal habilidad es conocida como mentalización. Las vicisitudes en el desarrollo de la capacidad de mentalizar influencian a su vez al desarrollo de la personalidad y de la psicopatología. Fonagy ha demostrado que estas influencias, si bien son transgeneracionales, no son genéticas. La calidad de la relación entre una persona y sus padres, incluso si es evaluada antes que esta persona tenga hijos, predice las relaciones de apego que sus hijos desarrollarán.

Los avances logrados por Fonagy en el campo de la investigación en desarrollo y psicopatología han ofrecido un eslabón unificador a una vasta diversidad de modelos terapéuticos. Su trabajo también ha promovido un importante cambio en la actitud científica de muchos terapeutas que trabajan desde la orientación psicoanalítica. Esta forma de entender el desarrollo ha servido de fundamento común  para todas aquellas formas de psicoterapia que descansan sobre la idea de que existe un mecanismo evolutivo que nos permite a cada uno como personas, y especialmente como psicoterapeutas, ayudar a fortalecer la capacidad de nuestros pacientes de representar y clarificar sus propios estados mentales y los de los demás. Peter ha propuesto variaciones técnicas al tratamiento y junto a su grupo de trabajo ha desarrollado modalidades psicoterapéuticas como la Psicoterapia Basada en la Mentalización (MBT, por sus siglas en inglés) y la Terapia Dinámica Interpersonal.

El concepto de mentalización, con sus raíces tanto en la clínica como en el estudio del desarrollo humano, ha inspirado a diversos grupos clínicos e investigadores alrededor del mundo. Otros grupos han continuado desarrollando el concepto y sometiéndolo a pruebas empíricas en diversos países. Esta idea ha despertado el interés de la neurobiología por conceptualizaciones provenientes de la tradición psicoanalítica y numerosas intervenciones terapéuticas han sido adaptadas para el tratamiento de diversas psicopatologías.

En el Reino Unido, la psicoterapia ha sido aceptada como parte ineludible del sistema público de salud, en gran parte gracias a la influencia del trabajo de Peter y a la forma en que ha fomentado la publicación de estudios que proveen a la psicoterapia de una base en la evidencia. Ha escrito numerosas reseñas acerca de la efectividad de la psicoterapia para adultos, niños y adolescentes compiladas en su reconocido libro What Works for Whom: A Critical Review of Psychotherapy Research” (1996, 2004, 2002), del cual ya hay dos ediciones en inglés que se han convertido en una referencia inevitable para psicoterapeutas, investigadores en psicoterapia y funcionarios encargados de financiar servicios de salud mental.

Fonagy es también miembro de la Real Academia Británica y de la Comisión de Investigación de la Asociación Psicoanalítica Internacional. Es investigador del Instituto Británico de Investigación en Salud, profesor clínico visitante en el McLean Hospital de la Universidad de Harvard y profesor de psiquiatría clínica en el Child Study Center de la Universidad de Yale. Es consultor del programa de niño y familia en el Departamento Menninger de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta en el Baylor College de Medicina, Houston, Texas. Ha coeditado importantes revistas especializadas como el International Journal of Psychoanalysis, Development and Psychopathology y el Bulletin of the Menninger Clinic. Es autor o coautor de numerosos libros y ha publicado cerca de 400 artículos científicos originales y más de doscientos capítulos.

Como es evidente, Peter es una persona bastante ocupada, entre sus investigaciones, sus clases, sus pacientes y sus alumnos.  Tuve el placer de conocerlo personalmente en el año 2010, durante el Programa de Entrenamiento en Investigación que realiza anualmente la Asociación Internacional de Psicoanálisis. Luego he trabajado con él en el Anna Freud Centre, como parte del equipo de investigación en neuropsicoanálisis de esa institución. Poco tiempo después me convertí en su alumno de doctorado, donde trabajamos en las pruebas controladas aleatorias de una modalidad de psicoterapia psicoanalítica desarrollada en la Tavistock Clinic. El objetivo de nuestro trabajo es hacer de la psicoterapia psicoanalítica para la depresión una prestación gratuita y universal del sistema de salud público británico Al mismo tiempo, trabajo junto a él en la Unidad de Psicoanálisis de la University College London, formando parte de un excelente equipo de colegas, todo él motivado en dar al psicoanálisis un perfil multidisciplinario, pese a la gran cantidad de trabajo que significa  Y nadie más motivado que Peter.

De alguna forma él parece encontrar tiempo para organizar un intercambio muy enriquecedor entre el psicoanálisis y otras disciplinas; y entre diferentes psicoanalistas y escuelas de psicoanálisis, respetando pluralidades y divergencias teóricas. No parece extraño entonces que la Unidad albergue destacados profesionales de orientación lacaniana, freudiana, kleiniana, jungiana, entre otras. Peter no demora en decir que la formación psicoanalítica es esencial para un trabajo cuyo primer foco es el bienestar del sujeto. Además, la progresiva exclusión del psicoanálisis de los sistemas públicos de salud y del debate científico le otorga a nuestro trabajo un carácter desafiante y novedoso. En el Reino Unido, por lo menos, tal exclusión ha comenzado a dar marcha atrás, ante la convincente (aunque aún escasa) evidencia de la efectividad del psicoanálisis en diversos contextos. El trabajo de Peter Fonagy forma parte esencial de la re-aceptación del psicoanálisis en el discurso científico de la psicología y psiquiatría modernas. En lo personal, lo más importante es la aceptación del psicoanálisis dentro del sistema público de salud: la recuperación de lo inconsciente del sujeto, en medio de la medicalización indiscriminada de la salud mental en contextos públicos, donde la psicofarmacología solía alzarse como única respuesta a las omnipresentes limitaciones de tiempo y dinero.

Peter es un profesional muy activo, de rica y variada experiencia. Un apreciado profesor y terapeuta. Lleva las obras completas de Freud en su iPad. Un psicoanalista del siglo XXI.

 

Su investigación

El interés central de la investigación de Fonagy es la experiencia social temprana y el ambiente familiar y como éstos afectan el desarrollo de la personalidad, de las relaciones sociales y de la psicopatología. Uno de sus hallazgos fundamentales se refiere a cómo la calidad del ambiente familiar es crítica en la transmisión de la cognición social, otra manera de nombrar la mentalización: la capacidad de concebir el comportamiento propio y el de los demás como dependiente de estados mentales. Por ejemplo: cuando vemos que otra persona llora, podemos imaginarnos que está triste, que hay algo que esa persona deseaba y no ha logrado obtener (o que ha perdido) y podemos actuar de manera empática, pues hemos aprendido tempranamente qué es la tristeza y sus posibles causas. Y así no solo con afectos, sino con pensamientos, deseos, actitudes, sueños, etc… inconscientes la mayor parte de las veces. La mentalización no es innata y su desarrollo depende del ambiente temprano. La calidad de las primeras relaciones del infante influencia el desarrollo de su capacidad de comprender cómo las personas son motivadas por pensamientos, afectos y creencias. La transmisión transgeneracional de patrones de apego no responde a elementos genéticos. Los diferentes aspectos de las relaciones familiares tempranas han sido estudiados desde esta perspectiva, lo que ha motivado cambios en políticas sociales en relación con la crianza temprana y la adopción, y la creación de intervenciones terapéuticas y preventivas.

 

Psicoterapia Basada en la Mentalización

El estudio de la mentalización en niños ha derivado en la creación, por parte de Peter y su equipo, de la Mentalization-Based Therapy (MBT). Es una psicoterapia altamente efectiva en el tratamiento del trastorno límite de personalidad, basada en la teoría del apego de John Bowlby. La MBT es una novedosa forma de psicoterapia psicoanalítica aplicada en este tipo de pacientes, quienes en general presentan apego desorganizado y han sido incapaces en distinta medida de desarrollar la capacidad de mentalización en relaciones cercanas. En un largo estudio longitudinal, Fonagy y sus colegas (2008) comprobaron que las ventajas de esta psicoterapia respecto de  otros tipos de tratamiento más comunes se mantenían por más de ocho años, lo que demostró que a largo plazo, una intervención de orientación psicoanalítica produce efectos duraderos que contribuyen a una utilización más racional de los recursos disponibles de salud mental, especialmente en el contexto público. Estudios subsiguientes han confirmado la efectividad de este enfoque terapéutico con pacientes que presentan tendencias suicidas y autolesiones crónicas. Este tratamiento ha sido descrito en cuatro libros (Bateman y Fonagy, 2004; Allen y Fonagy, 2006 y 2008)), los cuales han vendido ya más de diez mil copias. Y han sido traducidos al español, alemán, italiano y japonés.

La falla en la capacidad de mentalizar es reconocida ampliamente como un concepto clave en el entendimiento del trastorno límite y del cambio posible en psicoterapia. En el Reino Unido y en Estados Unidos, MBT forma parte de los tratamientos requeridos por los ministerios de salud para la intervención con este tipo de pacientes y es ampliamente utilizado también en Holanda, Suecia, Noruega, Dinamarca, Italia, Hungría, Israel, Chile y México. La MBT ha sido adaptada para el trabajo con otras poblaciones clínicas, incluidos pacientes diagnosticados con trastornos de la alimentación, depresión y trastornos de ansiedad, como también para el trabajo en diversos encuadres. El enfoque ha demostrado ser capaz de mejorar el cuidado del paciente y su calidad de vida, lo que ha traído aparejado un importante progreso en los servicios de salud mental y en el interés científico por la psicoterapia.

La relación que he establecido con Peter durante estos últimos años ha resultado muy inspiradora y enriquecedora. Hoy me siento honrado de presentar su entrevista en TEMAS DE PSICOANÁLISIS. He intentado mantener referencias personales fuera de esta presentación, tal vez porque estas páginas me han parecido muy cortas para hacer justicia a la importante influencia de su labor científica para el psicoanálisis y la psicoterapia en general.

Peter Fonagy ha recibido numerosos reconocimientos por su trabajo como investigador psicoanalítico y educador: el Premio Mary Sigourney en Estados Unidos, el Premio Otto Weininger en Canadá, el Premio Sigmund Freud en Viena, el Premio Goethe por Investigación y Enseñanza Psicoanalítica y ha sido invitado a dar importantes conferencias y clases magistrales incluyendo la Millenium Lecture en Trondheim, la apertura del Congreso de la Asociación Psiquiátrica Internacional en Florencia el 2009 y en Buenos Aires el 2011.

Yo provengo de una tradición lacaniana muy extendida por Sudamérica, cuyos esfuerzos por describir, entender e intervenir sobre el malestar en la cultura se encuentran frecuentemente obstaculizadas por los síntomas de la sociedad de consumo, por el olvido del sujeto, por el menosprecio de lo inconsciente y la incapacidad de los sistemas institucionales para hacer frente a un evidente empeoramiento de la calidad de la salud mental. Creo firmemente que la divulgación del trabajo científico de psicoanalistas como Fonagy debe tener un doble objetivo: por un lado el nivel administrativo y gubernamental, y por otro, entre nosotros psicoanalistas quienes, a veces sin querer, hemos contribuido al elitismo y exclusión de nuestra ciencia.

 

Referencias bibliográficas

Bateman, A.W. y P. Fonagy (2008). “8-year follow-up of patients treated for borderline personality disorder: Mentalization-based treatment versus treatment as usual”, American Journal of Psychiatry 165, 631-638.

Bateman, A. y Fonagy (2004), Psychotherapy for Borderline Personality Disorder: Mentalization Based Treatment, Oxford: Oxford University Press.

Bateman, A.W. y P. Fonagy (2006), Mentalization Based Treatment for Borderline Personality Disorder: A Practical Guide, Oxford: Oxford University Press.

Allen, J.G. y Fonagy (2006), Handbook of Mentalization-Based Treatment, Chichester, John Wiley.

Allen, J.G., P. Fonagy y A. W. Bateman (2008), Mentalizing in Clinical Practice, Arlington, American Psychiatric Publishing.

Roth, A. y P. Fonagy (1996), What works for whom? A critical review of psychotherapy research, New York, Guilford.

Fonagy, P., M. Target, D. Cottrell, J. Phillips y Z. Kurtz (2002), What Works for Whom? A Critical Review of Treatments for Children and Adolescents, New York, Guilford.

Roth, A.D. y P. Fonagy (2004), What works for whom? A critical review of psychotherapy research, 2ª edición, New York, Guilford.

 

Nicolás Lorenzini Correa
Psicólogo clínico. MSc en Estudios Psicoanalíticos. PhD© en Psicoanálisis.
Investigador en la Unidad de Psicoanálisis de la University College London y en la Unidad de Neurociencias del Desarrollo del Anna Freud Centre Psychoanalysis Unit, University College London, 1-19 Torrington Place, London WC1E 7HB, Inglaterra
nicolas.lorenzini.10@ucl.ac.uk