POESÍA

/NEGRE I FIL

NEGRE I FIL

Descargar el artículo

 

A modo de presentación…

Los editores de Temas de Psicoanálisis  me pidieron una introducción a los poemas que siguen. Diré que  pertenecen al libro de poemas Negre i fil (2011)[1]. Entre todas las poesías que contiene, he seleccionado dos que llevan por título Arcilla y Temporal pensando precisamente en el público psicoanalítico al que se dirige la Revista.

El poema Arcilla sugiere, en un ambiente onírico, el recorrido necesario para la adquisición del lenguaje que surge en el contexto emocional de la relación con un continente, nombrado en el poema con la palabra “concavidad”, continente que la arcilla ha  permitido modelar debido a su plasticidad.

El poema Temporal surge inspirado, en un primer momento, por una de las vicisitudes de un tratamiento analítico en la que muchos lectores podrán reconocerse. Sin embargo,  el significado no queda acotado en este contexto sino que se abre en tantas direcciones como a cada lector le sean sugeridas. La lectura del poema posibilita a cada lector la creación de un nuevo poema que contenga, a su vez, nuevos significados.

Por último, decir que la traducción del catalán al castellano ha sido realizada en un Taller de Poesía de l’Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès, dirigido por el poeta y traductor Francesc Parcerisas. Agradezco a  los miembros del Taller sus aportaciones. A continuación podrán leer los poemas en la lengua en la que fueron escritos y en la traducción castellana que nos complace hacerles llegar.

“L’argila és el primer material de la humanitat”.

Miquel Barceló

Argila

En el fons callat dels bassals
cerco les cicatrius perdudes
de les ferides que mai no he sentit,
dels talls que jo t’he obert,
dels pensaments ofegats
en la memòria dúctil de l’argila.
Amb les ungles esgarrapo la terra
per esculpir, dins meu,
concavitats que escalfo
amb els palmells de les mans.
Amb els ulls hi deso les olors, el gest,
la dolçor de la teva veu;
amb els llavis rescato la llum
negada per la indiferència;
amb la oïda inscric en l’argila el teu nom
i espero que hi neixin , sentides,
les paraules.

 “La arcilla es el primer material de la humanidad”.

                                                                       Miquel Barceló

 Arcilla

En el fondo silente de los charcos
busco las cicatrices perdidas
de heridas que nunca sentí,
de cortes que te he abierto,
de pensamientos ahogados
en la memoria dúctil de la arcilla.
Con las uñas, araño la tierra
para esculpir dentro de mi
concavidades que caliento
con las palmas de las manos.
Con los ojos, guardo los olores,
los gestos, la dulzura de tu voz.
Con los labios rescato la luz
negada por la indiferencia.
Con los oídos inscribo en la arcilla
tu nombre y espero que nazcan,
emocionadas, las palabras.

 

 Temporal

Ens varem dir adéu al juliol.
La tempesta de l’estiu
ha fet estralls al port
quan tu i jo no ens ho miràvem.
He refet la barca de tots dos
per passar junts les hores
que, buides de tu, se’ns han fos
després de les vacances.
No desertis, vine,
som espurnes de llum rebel,
memòria absorbent de la foscor.
Encara hi som a temps,
apedacem la vela,
filem paraules, dibuixem somnis
en el mar blanc dels oblits,
en els records transparents
que respiren les onades.
La tempesta de l’estiu
ha fet estralls en el port
quan tu i jo no ens ho miràvem.

 

Temporal 

Nos dijimos adiós en julio.
La tempestad del verano
ha causado estragos en el puerto
cuando tu y yo no mirábamos.
He rehecho la barca de los dos
para pasar juntos las horas
que, vacías de ti, se nos han fundido
después de las vacaciones.
No te rindas, ven,
somos chispas de luz rebelde,
memoria que absorbe la oscuridad.
Aún estamos a tiempo,
remendemos la vela,
hilemos las palabras,
dibujemos los sueños
en el mar blanco de los olvidos,
en los recuerdos transparentes
que respiran las olas.
La tempestad del verano
ha causado estragos en el puerto
cuando tú y yo no mirábamos.

[1] Castell Rodríguez, E. (2011), Negre i fil, Montflorit, Barcelona.

Esperança Castell Rodríguez
Psicoanalista i poeta.
16409ecr@comb.cat